marketing estrategico | David Rueda

Archivos con la etiqueta ‘marketing estrategico’

El Enemigo de la Innovación eres Tú (I)

Alarma. Amenaza. ¿Conoces por qué no innovamos más? Por tu culpa. Y por la mía. Revelación que te atrapará una vez leído este artículo. Algunas razones por las que no innovamos, para empezar:

Mustang Experience, la Evolución

Mustang, la marca alicantina del sector calzado evolucionó en 2010 a MTNG Experience. Un innovador concepto gestado de la mano de la agencia Small, que en muchos aspectos, se adelantó a los nuevos tiempos.

Los 7 Factores que Encumbrarán al DirCom

Dicho y hecho. Meridiano. En diez años aumentará la importancia del director de comunicación (Dircom). Me topé con el estudio “El Dircom del futuro y el futuro del Dircom”. ¿Y se debe a la casualidad? No, no, nada de eso. Se debe a siete factores fundamentales:

Telefonía Móvil (OMV): No Caben Todos

Todos aplaudían la reproducción incontenida de operadores móviles virtuales (OMV). Democratización, pragmatismo, low cost, no compromisos,… En España se cuentan más de 30 OMV y copan más del 10% del mercado. Pero, en términos de rentabilidad, ¿hay sitio para tantos?

Infografías de Plan de Marketing Clásico y Online

¿Alguien duda de que lo online necesita de marketing? No hablo de publicidad y promociones sino de conocimiento. He localizado dos infografías que tratan de reflejar planes de marketing. ¿Te apetece visionarlas?

Marketing Relacional vs Marketing de Transacciones

¿Qué es el Marketing Relacional? ¿Qué significa que ha superado al Marketing transaccional? ¿Y qué tiene que ver con esto el CRM? Todo esto a sólo un click de distancia. 

¿Marketing? Online

No lo puedo entender. Ya he contratado a un experto en marketing online. Estoy arriba en el SEO. Tengo una fanpage en facebook. Una web que ni el Santo. Y un blog molón. Sigo sin vender un colín. ¿Qué puede estar fallando?

Posicionamiento de Marca e Identidad en un Restaurante

Un encargado de bar-restaurante se quejaba de la bajada de ventas. No tenía un plan B. Sólo se quejaba. Tomé la iniciativa y le pregunté: “¿Por qué tendría que consumir en tu local y no en el de enfrente?” Balbuceó y finalmente contestó: