Mis Criterios Para Decidir

Las decisiones no son buenas o malas. Ni blancas ni negras. Llegan a tu mesa dos o tres opciones aceptables… y tienes que decidirte por una. No es muy alentador pero así es la vida.
Si en ocasiones te has bloqueado, déjame enseñarte mis criterios para decidir.

Esta imagen, en cuanto a simbolismo, es perfecta. Los decisores somos capitanes de un barco. Y lo principal es que mis (tus) decisiones hagan que llegue a buen puerto. Por tanto, manejemos el timón con coherencia y con criterio. Y aquí quería yo llegar: a los criterios…

Antes de elegir me pregunto por las consecuencias de cada decisión, meticulosamente. Y por si no lo habías adivinado existen niveles (como en casi todo en la vida):

Criterios de nivel superior:

A.1. ¿Es bueno para el Cliente?
¿Le impactaré negativamente? ¿Le restaré beneficios significativos? ¿Le turbaré? Mala idea. Al contrario si le agrado, le brindo soluciones o le suprimo miedos o incomodidades.

A. 2. ¿Es rentable?
Me refiero a rentabilidad significativa y a largo plazo (o al menos a medio). Eso sí sería navegar viento en popa a toda vela.

Por cierto, cuando estos dos criterios han entrado en conflicto, tengo la convicción que ponerse de parte del cliente siempre es lo mejor y más rentable a largo plazo para la empresa. Ya sé, ya sé, aquí es cuando los del dpto. de finanzas mentan a mi familia.

Criterios de segundo nivel:

B. 1. ¿Será sencillo?
Cuanto más complejo es un sistema más probabilidad de error. ¿Prisioneros de la perfección? Evitémoslo. Apuesta por lo sencillo y práctico. Si además es rápido de implantar, tienes a la tripulación gritándote hurras.

B. 2. ¿Es integrador?
Por muy visionaria que sea una sola persona, no llegará más lejos que varios departamentos remando a la vez. Es conveniente que la decisión merodee cerca de los valores compartidos en la compañía. Si supone un esfuerzo desmedido a nivel corporativo, yo me lo pensaría dos veces.

Criterio de base:

C. ¿Implica tareas añadidas al front office?
¿No insinuarás que vas a incrementar las tareas administrativas a tu red comercial? Normalmente lo que encuentras es resistencia espartana. Además, en el fondo ¿a quién le conviene que restes tiempo de ventas? Sólo a tus competidores, ¿verdad? Ojo avizor.

 

Aunque no presente en la imagen del barco, animarte a que todas tus decisiones estén asentadas en un mar de ética, integridad y, sobre todo, de buenas intenciones. Esto también ayuda a acertar.

 

Finalizando, comentar que estos criterios los he elaborado a lo largo de mi vida laboral muy arraigada al Marketing y las Ventas. Por lo que es razonable que puedan ser distintos en diferentes sectores, jerarquías, etc… Vuestras sugerencias y propuestas para matizar o añadir más criterios son bienvenidas.

 

Confieso que estos criterios, en ocasiones, me han permitido desbloquear situaciones con cierta seguridad. Ahora tengo la esperanza que alguna vez te sirvan a ti…

 

2 Comentarios | Leído 1243 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

2 opiniones en “Mis Criterios Para Decidir”

  1. carmen dice:

    Como siempre, expones ideas interesantes desde un punto de vista sencillo y muy didáctico. Enhorabuena por este arranque prometedor!

    1. David A. Rueda dice:

      Muchas gracias Carmen por tus ánimos. Sí pretendo ser directo y claro. Es mi granito de arena en un mundo “infoxicado” 😉

Deja un comentario

*